SEGMENTO (MEDIO AMBIENTE) 

GUATEMALA SEPTIEMBRE 2016

que son las Ciudades creativas?

La Red UNESCO de Ciudades Creativas del Mundo fue creada en octubre de 2004 con el fin de vincular a ciudades que poseen una tradición creativa en los campos de la literatura, el cine, la música, las artes populares, el diseño, el arte digital y la gastronomía, y la protegen para incentivar su desarrollo económico y social. 

Desde la óptica de la UNESCO, esta Red pone en contacto a ciudades creativas para que puedan compartir conocimientos, saberes, experiencia, habilidades directivas y tecnología. Las ciudades pueden solicitar su admisión a la Red y adherirse al programa, asegurándose así la posibilidad de jugar un rol continuo como centros de excelencia creativa y apoyar a otras ciudades, especialmente a las pertenecientes a países en desarrollo, a cultivar su propia economía creativa. El objetivo es reforzar sus capacidades a nivel local, hacer de la creatividad un elemento esencial del desarrollo económico y social, promover la diversidad de los productos culturales en el mercado nacional e internacional y consolidar su valor cultural. 

Ver Red de Ciudades Creativas UNESCO

Muchas ciudades europeas se han centrado en la última década en buscar modelos estratégicos que les permitan no solo un desarrollo económico y social sostenible sino el afrontar contextos adversos de desventaja competitiva.  Uno de los más codiciados objetivos es atraer la actividad económica de nuevo a la ciudad en un contexto en el que regiones y ciudades compiten por atraer inversión, actividad, población de determinado tipo y turistas. Conceptos como economía creativa, ciudades creativas o clases creativas han irrumpido en las lógicas del planeamiento estratégico de los municipios. Naciones Unidas en su informe sobre la economía creativa (2010) establece los tres elementos prioritarios para estos nuevos entornos urbanos: tecnología, demanda (de los nuevos servicios y productos) y turismo.

Para ello buscan su especificidad en relación a otras ciudades próximas o a aquellas, que sin estarlo comparten características. Ello conlleva no solo desarrollar un modelo estratégico, sino ponerlo en marcha y lo que es casi tan importante: visibilizarlo a través del city branding –la marca de la ciudad- y del marketing urbano.

La denominada ciudad creativa ha sido uno de las estrategias más habituales para poner en el mapa y relanzar a muchas ciudades desde que a principios de la pasada década se comenzará a poner de moda entre expertos en marketing urbano y políticos. Ello requiere una dinámica de innovación.

A la capacidad de competir de las ciudades se le debía añadir también la capacidad de seducir como productos de marketing. Ello a menudo conlleva un refuerzo de determinadas imágenes locales y de la reconstrucción o re-invención de identidades que permitan destacar a la ciudad en un escenario competitivo: su historia, su oferta de ocio de diverso tipo, su gastronomía, la oferta cultural, su ubicación geográfica, son algunos de estos elementos

La transformación física de la ciudad generando atractivos ha perseguido mediante grandes hitos arquitectónicos (siguiendo el muy exitoso caso de Bilbao y su Guggenheim), grandes infraestructuras culturales o de transporte (Oresund), atracción de eventos de dimensión planetaria – Juegos Olímpicos, regatas, Formula 1 (Barcelona o Valencia, con distinta fortuna), desarrollos inmobiliarios más o menos atractivos como eco-barrios y regeneración de centros históricos (Copenhague).

En ocasiones, los grandes proyectos que persiguen convertir a una ciudad en un ciudad creativa y turística terminan apuntando hacia “parques temáticos” de sí mismos con una abundante énfasis en el espacio público de calidad, la seguridad y unos entornos muy atractivos y solo asequibles para los residentes y visitantes de estrato social alto.

A todo ello se añade un esfuerzo por adquirir centralidad mediante una accesibilidad que resulte viable y atractiva para los potenciales visitantes, residentes o inversores: infraestructuras de transporte –alta velocidad, aeropuertos, autopistas- o subsidios para atraer a líneas low-cost a aeropuertos periféricos.

Una de las dimensiones intangibles de mayor peso en el éxito de un proyecto orientado a la consolidación de una actividad creativa o basada en la producción de conocimiento es la gobernanza. Alianzas público-privados, con objetivos comunes son necesarios en un entorno de estrategias integrales y multinivel.

Las economías creativas resultantes deben generar ingresos, inversión, creación de empleo a la vez que promueven la inclusión social, la diversidad cultural y el desarrollo humano (UNCTAD, 2010). Una de las principales críticas que se hacen al gran gurú de la ciudad creativa y sus clases creativas, Richard Florida (2002) es el no considerar el desarrollo urbano, social y económico de la ciudad en su conjunto, sino de solo una parte de ella, de mayores recursos económicos y culturales, con una traducción consiguiente del espacio urbano.

Esto marginaliza no solo a determinados sectores de la sociedad sino también a entornos urbanos menos atractivos, o con menos capacidad de atraer inversión pública (sobre todo en infraestructuras) pero no por ello con menos potencial de desarrollo como economías creativas.

Hay algunos ejemplos de buenas prácticas que ilustran el modelo de desarrollo y activación de economías creativas en entornos urbanos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) incluyó hoy en su Red de Ciudades Creativas a Medellín en Colombia y otras ciudades de Brasil, México, Colombia y Uruguay.  Por parte de Brasil, el municipio de Santos ingresó en la categoría de cine, Salvador lo hizo en música y Belem en la rúbrica de gastronomía.  En el caso mexicano, San Cristóbal de las Casas pasa a formar parte de la categoría de artesanía y artes populares, Ensenada como gastronomía y Puebla en diseño.  La ciudad colombiana en el listado es Medellín que ingresó por la música y la uruguaya Montevideo en literatura.

“La Red de Ciudades creativas representa un potencial enorme para recalcar el valor de la cultura como acelerador del desarrollo sostenible”, declaró en un comunicado la directora general de la UNESCO Irina Bokova.

Fueron escogidas 47 ciudades de 33 países que desde hoy asumen el compromiso de “colaborar y desarrollar alianzas para promover la creatividad y las industrias culturales, compartir prácticas idóneas, reforzar la participación en la vida cultural e integrar la cultura en sus planes de desarrollo económico y social”.

La Red, creada en 2004, tiene en adelante 116 ciudades en el mundo entero, agregó la UNESCO, que precisó que su vocación es “estimular la cooperación internacional entre las ciudades miembros para hacer de la creatividad un motor de desarrollo urbano sostenible, de integración social y de vida cultural”.

medio ambiente

COMPARTIR

medio ambiente

CONTÁCTANOS

TELÉFONO
(502) 5517-6226
SÍGUENOS
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
Tu marca puede estar aca,
y ayudar a construir proyectos de calidad.
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now